fbpx
Seleccionar página

cometa-1

¿Quién dijo que solo se pueden volar cometas en verano? La llegada del otoño es otra época genial para que la familia al completo retome sus manualidades caseras. Esta práctica cometa de tela promete dar mucho juego y amenizar las salidas y actividades «outdoor» en familia. Los peques de la casa podrán divertirse ayudando a dar forma a este precioso objeto volador que surcará las nubes durante los días de más aire, y lo hará con mucha elegancia. ¿Queréis saber cómo hacerlo posible? ¡No perdáis detalle!

Esto es lo que vais a necesitar para llevar a cabo este pasatiempo DIY: dos varillas de madera (una un poquito más larga que la otra); un trozo de tela recortado de forma romboide; tijeras; una aguja grande y un cordel.

cometa-diy-2

Primero unimos las dos varillas en forma de cruz y las atamos con el cordel hasta que queden bien sujetas. Después, pasaremos otro trozo de cuerda en unas ranuras que previamente habremos hecho con las tijeras sobre los cuatro extremos de cada palo (fijaos en la imagen inferior).

cometa-diy-3

Cuando el cordel haya quedado bien tirante, añadiremos la tela y la coseremos sobre el extremo de cada varilla, tal y como se indica en las dos siguientes fotos:

cometa-diy-4

cometa-diy-5

Ya solo nos queda atar el cabo con el que echaremos a volar la cometa. Cogemos otro trozo de cuerda y lo atamos al nudo principal. El cordel restante (que equivale a la cola de la cometa) lo podemos decorar con lazos confeccionados con la tela que nos haya sobrado. El resultado es este ingenioso artefacto «comevientos», cien por cien artesano y ¡muy ligero!

Ahora toca estar bien atentos al mapa del tiempo, a la caza de esos días en que se levante un poquito de vendaval. ¡Esperamos que disfrutéis volando esta cometa de otoño!

cometa-diy-6

vía etdieucrea